COMO SOLUCIONAR EL PROBLEMA DE LOS REFUGIADOS-13/09/2017-JORGE PEREZ BLANCA

Jorge Perez Blanca 13/09/2015

Para comenzar los políticos que dirigen el mundo, (se ha visto a lo largo de la historia de la Humanidad), son unos enfermos que no han sabido dar soluciones al drama que ellos mismos generan: Guerras, corrupción institucionalizada, enchufismo, nepotismo, pobreza universal, diferencia entre pobres y ricos (75%-25%), etc…Llegar a este siglo con esta imagen:

niño muerto en la playa
demuestra la ineficacia de la gestión de los políticos que en la historia han sido desde Adán y Eva.
Ellos han desatado LOS CUATRO JINETES DE LA APOCALIPSIS, y se van a dormir a la cama con la conciencia tranquila y su querida o querido al lado. A los millones de muertos y refugiados, que sus juegos de Guerra y caprichos materialistas, generan que les den.
Ahora nos vienen con las lágrimas propagandistas de unas campañas electorales ahí al lado, en el caso de la Cainita España, a disputarse las bondades de cada ideología política tirándose a este ANGEL DE LA FOTO a las vísceras del contrincante. Sois repugnantes.
Este problema no se soluciona con las directrices que vais a arbitrar con nuestros impuesto, porque además este problema tal y como está el planeta, se verá acrecentado pues vuestra cobardía moral y política no os da para solucionar los problema en origen.
Solución:
¿Cuántos políticos, asesores y enchufados cobran de mis impuestos? Creo por lo que he ido consultando por la web cerca de 450.000.
La cuota que ha marcado la C.E.E para los inmigrantes que debe acoger ESTEPAIS, SEGÚN LOS POLITICOS Y PERIODISTAS, antes llamada ESPAÑA, es de 14.931.
Pues bien como los políticos os consideráis las personas más honestas, solidarias, veladores de nuestra libertad, los voceros de los valores éticos, morales y sociales del pueblo y los que dais siempre ejemplo con vuestros ACTOS ADMINISTRATIVOS, os propongo:
1º.-Que los políticos que estáis en la cúpula de las diferentes administraciones públicas nacionales, autonómica, locales y sus asesores nombrados a dedo entre vuestros colegas, parientes, amigos, y demás pelaje, acojáis en vuestras casas a una familia de refugiados.
2º.-Que con esa acción, y no con la palabra que siempre incumplís, el ciudadano vea que sois unos tíos cojonudos.
3º. Que os transforméis de burócratas en líderes, pues la virtud de éste es PREDICAR CON EL EJEMPLO, cosa que los burócratas nunca hacéis.
4º.-Que seáis los garantes, de que todos los terroristas del Daesh que se infiltrarán entre los refugiados, estén controlados en vuestros domicilios.
5º.-Que les proporcionéis educación en un colegio de postín, un trabajo en una de vuestras empresas, una buena tarjeta sanitaria o compañía de seguro sanitario privada, se casaran con algunas de vuestras hijas o vuestros hijos, y vivirán felices y comerán perdices.
Porque hacer política, con el dinero del contribuyente, la hace cualquier tonto y sino mirad los políticos de PODEMOS, CIUDADANOS, TODA LA IZQUIERDA RADICAL-ANARQUISTA-ANTISISTEMA-SEPARATISTA, que junto a los radicales del PSOE y los cobardes del PP, han llevado a MI PATRIA al borde de una GUERRA CIVIL en su forma de Conflicto de Alta Intensidad. Y si no ya veremos después del 27-S, y después de que el PP pierda el gobierno en las nacionales, que lo perderá.

Anuncios

CONTRATERRORISMO: “Una guía del primer mundo”

Título: CONTRATERRORISMO: “Una guía del primer mundo”
Terrorismo
Autor: Jorge Pérez Blanca
Texto: Esta serie de consejos están extraídos del tercer capítulo del
reciente trabajo (diciembre 2001) de Ralph Peters para The Center
for Emerging and Oportunities, “Combatiendo el terror: indicaciones
y contraindicaciones”.
“1. ¡Sea temido!
“2. La metáfora adecuada es el cáncer: Usted no puede esperar el
éxito si corta sólo una parte del tumor… Nuestros triunfos más
sangrientos crearán muchos menos terroristas y simpatizantes que
nuestras fallas.
“4. Hable brutalmente.- Los eufemismos son interpretados por
nuestros enemigos como debilidad y confunden al pueblo.- Hable
de matar terroristas y destruir sus organizaciones.- Discursos
tímidos conducen a acciones tímidas. Las expresiones de lamento
nunca son vistas como una muestra de honestidad por los
terroristas y sus partidarios, pero sí como una señal de que nuestra
voluntad está tambaleando.- Culpe a los terroristas cuando sea que
las operaciones han tenido consecuencias negativas.- Nunca entre
en la defensa retórica.
“5. Concéntrese en ganar la guerra de propaganda donde es
ganable, pero no desperdicie un desproporcionado monto de
esfuerzo tratando de ganar mentes y corazones necios. Convenza a
la población hostil a través de la victoria.
“6. No se deje llevar a un diálogo en público con los terroristas.
Usted no puede ganar. Usted legitima a los terroristas al dirigirse a
ellos, aún a través de un intermediario. Ignore acusaciones
absurdas y nunca deje que los reclamos del enemigo lo demoren o
distraigan. Quieren que Usted reaccione y los mejores medios de
desbalancearlos es ignorando sus acusaciones.
“7. Dentro de nuestro gran sistema burocrático, demasiadas voces
compiten por la atención obstaculizando todo intento de actuar
decisivamente. Enfóquese sobre la tarea básica: la destrucción de
los terroristas con todo el rigor moral, intelectual y práctico que
pueda.
“9. Cuando esté en duda, golpee con más dureza que la que
considera necesaria. Los éxitos serán perdonados. Aún las mejor
intencionadas equivocaciones, no lo serán. Cuando la fuerza militar
es usada contra terroristas, debería ser utilizada con tal potencia
que aturda aún a nuestros aliados. La fuerza máxima debiera ser
utilizada en operaciones simultáneas desde el mismo comienzo de
la campaña. No vacile en suplementar la lista de blancos iniciales
bombardeando con extensivos ataques si ellos pueden incrementar
el impacto psicológico inicial. Demuestre fuerza todas las veces que
pueda. Muestre, no discursee.
“10. Cuando sea que las condiciones legales lo permitan, mate a los
terroristas en el lugar (si puede, no les dé la posibilidad de
rendirse). Contrario a lo que sostiene la perspectiva académica, la
forma más segura de hacer un mártir de un terrorista, es capturarlo,
condenarlo y encarcelarlo, llevando a interminables esfuerzos de
sus simpatizantes por escenificar secuestros y otros eventos
dirigidos a liberarlo. Esto es guerra, no imposición de la ley.
“11. Nunca escuche a aquellos que alertan que la ferocidad de
nuestra parte nos reduce al nivel de los terroristas.- Éste es el
argumento de los claustros, no del campo de batalla e insulta a
nuestros soldados y a nuestro pueblo. Históricamente, hemos
comprobado, una y otra vez, que podemos hacer el trabajo sucio
para nuestro país sin ningún daño para el tejido moral de nuestra
nación.
“12. Evacúe y proteja civiles inocentes donde sea posible, pero no
permita que la perspectiva de bajas civiles interfiera con el esencial
cumplimiento de la misión. Éste es un combate para proteger al
pueblo y debemos hacerlo cualquiera sea el costo, o el precio en
vidas será devastador. En una elección entre ellos y nosotros, la
elección es siempre, nosotros.
“13. Debemos establecer una sólida reputación de inexorable
persecución y destrucción de aquellos que matan a nuestros
ciudadanos. Hasta no hacerlo, nuestra vacilación reforzará los
cuadros del enemigo y su resolución.
“15. No se acobarde. Si una operación va mal y las bajas propias
son inesperadamente
altas, levante inmediatamente la moral y la imagen militar
contraatacando repentinamente en una forma que inflija el máximo
número posible de bajas al enemigo y sus partidarios. “17. Cuando
sea posible, humille al enemigo delante de su propia gente. No use
argumentos razonables contra él. Deshónrelo públicamente, en la
forma en que Usted pueda. Hecho exitosamente, esto lo degrada
frente a sus seguidores y lo provoca a que responda,
incrementando su vulnerabilidad.
“18. Si los terroristas se esconden, golpee lo que ellos quieren,
usando medios clandestinos. Olvidamos que mientras el mundo
puede, fácilmente, increparnos o acusarnos o lamentarse por
nuestra inhumanidad. Ninguno puede detenernos si mantenemos
nuestra fuerza de voluntad. Buena parte del mundo nos
reprenderá, no importa qué hagamos.
“19. Las operaciones contraterroristas deben, por sobre todo, no
tener descanso.
“20. Nunca declare la victoria. Anuncie sus éxitos y conquistas. Pero
no les dé a los terroristas la oportunidad de ponerlo en aprietos
después de haber anunciado que la guerra estaba terminada.
“21. Imprima en la mente de los terroristas y potenciales terroristas
de todas partes, y sobre las poblaciones y inclinados a apoyarlos,
que la represalia será potente e inexorable. Debemos ser duros o
seremos batidos donde seamos blandos.- Es insensato que la
caridad se adelante a la victoria. Primero gane, recién entonces
abra su puño.
“22. Haga todo lo posible para que los terroristas y sus partidarios
vivan ellos mismo en el terror. Invierta psicológica y prácticamente
la corriente. No se distraiga con la carga del término “asesinato”.
Esto es una guerra. El enemigo, sea un secuestrador o un
financista, viola las leyes de la guerra por negarse a vestir un
uniforme y por perseguir blancos civiles. Él es, por definición, un
criminal de guerra. En nuestro suelo, él es un espía o un saboteador
y no tiene derecho a la protección de la Constitución. Aquellos
quienes favorecen a los terroristas tienen que sentir temor de
apagar la luz para dormir.
“24. Fundamentalmente, ningún blanco potencial puede ser
considerado como extralimitado cuando se es amenazado con
bajas masivas. Preocúpese menos de ofender sensibilidades
foráneas y más de proteger ciudadanos.
“25. No busque respuestas en la historia reciente (N. del T.: no han
estudiado la experiencia argentina), que todavía no es clara y está
sujeta a la emoción personal… Roma es el modelo más adecuado
para hoy día. El Imperio fue implacable con sus enemigos. La
completa destrucción de Cartago trajo siglos de paz, mientras que
los posteriores intentos del imperio por apaciguar a los bárbaros,
fallaron.”