La aficion del Sevilla garante de la Constitucion-Jorge Perez Blanca.23/05/2016

En la noche de ayer, la afición del Sevilla F.C., nos dio una lección a todos los españoles, de cómo el pueblo llano, es capaz de callar la boca a un grupo traidores independentistas seguidores del Barcelona.

Cuando las instituciones del Estado Español, no son  capaces de prohibir que el pueblo español sea denigrado, vejado, calumniado, deshonrado, insultado, ofendido o ultrajado, es que España está en una situación crítica grave.

Ni el Poder Judicial, ni el Ejecutivo, ni el Legislativo han tenido las agallas suficientes para impedir, que en un partido de Futbol, un grupo de elementos al servicio del proceso de GUERRA SUBVERSIVA-REVOLUCIONARIA, a través del PROCESO INDEPENDENTISTA de la Región Catalana, piten al HIMNO NACIONAL Y AL REY.

banderas independentistas

Es inconcebible que en un Estado que se denomina de Derecho, todavía no se hayan hecho leyes que protejan al pueblo español de tales ofensas.

Los símbolos nacionales de España son sagrados para la totalidad del pueblo español al que representan, veamos:

EL REY es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia. Por lo tanto todo aquel que ataca al Rey ataca al Estado. El Estado está constituido por la población, el territorio y los tres poderes mencionados.

Cuando los independentistas catalanes y vascos (dentro de poco serán los gallegos, los andaluces, los navarro, etc…), declaran el proceso independentistas unos con bombas y otros desde la política, están atacando a lo más importante que tiene una nación: EL PUEBLO ESPAÑOL.

Están atacando la UNIDAD DE ESPAÑA Y SU PERMANENCIA COMO NACION.

LA BANDERA: Según la Ley 39/1981 de la Constitución española: «la bandera de España simboliza la nación; es signo de la soberanía, independencia, unidad e integridad de la patria y representa los valores superiores expresados en la Constitución».

La BANDERA representa a todos los españoles que han dado su vida por el engrandecimiento de España a lo largo de nuestra historia pasada y los que en el día de hoy, están consiguiendo que España sea reconocida a nivel mundial como una nación en la que se pueda confiar ( aunque con los políticos del cambio lo tenemos bastante difícil).

La BANDERA NACIONAL acoge bajo sus pliegues las lágrimas y la sangre derramada por todos los españoles que bajo nuestro suelo patrio, murieron por defender esta democracia ante el terrorismo ETARRA.

La BANDERA ESPAÑOLA ES UNION Y REPRESENTA EL HONOR Y EL ORGULLO DEL PUEBLO ESPAÑOL.

LAS INDEPENDENTISTAS SIMBOLIZAN: CONFLICTO Y RUPTURA CON EL RESTO DE ESPAÑA, ES DECIR GUERRA.

EL HIMNO: Es una vergüenza que después de tantos años de historia, y un enorme listado de letras recomendadas, y “por mor” del cainismo repugnante que los españoles hemos tenido a lo largo de la historia, no se haya oficializado una letra que pueda ser cantada a los cielos por las gargantas de españoles que quieran honrar la grandeza de nuestra PATRIA.

Cuando se oye el himno todos nos cuadramos, saludamos con respeto, la mano a la gorra, si eres militar, o al corazón si eres civil, porque el himno representa el sudor y las lágrimas que durante siglos han derramado los españoles para configurar lo que hoy es ESPAÑA.

Y vienen 20.000 aficionadillos de mierda del Barcelona, y pitan y abuchean al Rey y al Himno Nacional Español: por lo tanto han ofendido la dignidad y el honor de todo el PUEBLO ESPAÑOL.

Cuando ni los políticos (los enfermos que nos gobiernan), ni los jueces, ni el propio Rey son capaces de arbitrar la manera de que esto no ocurra, aparece el pueblo llano representado por la AFICION SEVILLISTA, para que con sus coros al himno español, hagan acallar el vocerío independentista.

banderas españolas sevilla1

Sacan sus BANDERAS ESPAÑOLAS, para neutralizar las estrelladas comunistas.

Esta afición ha sido durante 120 minutos, los garantes del ESTADO DE DERECHO, y con su valentía, han dado una lección a los dirigentes cobardes que nos gobiernan o nos juzgan.

 

 

 

Anuncios

La ‘hazaña’ de comer tres veces al día en Venezuela-04/05/2016

En Cañada Honda, un barrio en Maracaibo (capital del Estado de Zulia), los perros son famélicos, deambulan en los basureros y mueren de forma prematura. Julio Castillo, un mecánico de 36 años, dice que ya ni las sobras de comida alcanzan para alimentar a los animales callejeros: “Mi familia ni siquiera come tres veces al día, por eso es imposible ofrecerle algo a los pobres perros”.

venezuela

 

El hambre se ha cebado en los caseríos de Zulia, la potencia petrolera de Venezuela, desde hace más de una década. En Maracaibo, una calurosa ciudad, la escasez de alimentos y la alta inflación del país sudamericano —calculada en un 180,9% por el Banco Central de Venezuela en 2015— se han transformado en filas que abarcan calles completas para comprar alimentos a precios regulados por el Gobierno.

 

María Ruiz, una guajira que aguarda en las afueras de un mercado, ve en el infortunio un negocio para subsistir: “Compro comida para venderla”, dice. Forma parte del clan de los bachaqueros —así llaman a los que comercian alimentos regulados con sobreprecio—, un objetivo a extinguir en la guerra económica emprendida por el presidente Nicolás Maduro para aminorar el desabastecimiento. “No tengo trabajo y esto es lo único que me da dinero para comer”, justifica Ruiz.

 

En el populoso mercado de Las Pulgas se consigue mucho a exorbitantes costos. Hay productos escasos en los anaqueles de los supermercados corrientes: jabones de baño, champú, harina de maíz, papel higiénico y detergente para lavar la ropa. En Venezuela, el desempleo es del 6%, según el vicepresidente Aristóbulo Istúriz. Pero muchos habitantes de los suburbios de Maracaibo admiten haber abandonado empleos fijos para dedicarse al cuestionado oficio de la reventa de productos regulados. Juan Zuloaga, un obrero del centro de la ciudad, dice que no encuentra una alternativa para comprar alimentos: “No tengo tiempo para hacer colas, así que debo comprarlos con sobreprecio”. Esta situación golpea con intensidad su economía.

 

Comer tres veces al día es una hazaña en Cañada Honda. La nevera de Roxana Torres, madre de dos niños, es un depósito de botellas de agua. Su dieta se ha reducido a dos o una comida al día debido a la crisis económica. “Cada vez todo está más costoso. Los sueldos son sal en el agua”, dice.

 

Es una experiencia que se repite en muchos hogares de este país. Un 12,1% de los venezolanos comieron dos veces o menos al día en 2015, según una encuesta de la Universidad Católica Andrés Bello. La inflación es un monstruo difícil de domar. Aunque el presidente Maduro ha aumentado el salario mínimo a 15.051 bolívares mensuales (13 dólares en el mercado negro), aún no se doblega el hambre.

 

La familia Suárez Campos, en el oeste de Maracaibo, anhela llevar a los niños a comer a McDonald’s desde noviembre. El plan es postergado por los bajos salarios. “Sería un gran esfuerzo hacerlo”, asegura Nicolás Suárez, empleado con sueldo mínimo. Una cajita feliz de la cadena de comida rápida cuesta 1.100 bolívares, unos 11 dólares en el mercado negro y un 7,3% del salario mínimo mensual en Venezuela.

 

En Maracaibo, el agua también falta y las comunicaciones fallan. En una precaria casa de La Pastora son llenadas las cubetas con agua de las lluvias. Freddy Palacios, un hombre de 40 años, se alegra cuando los truenos anuncian un fuerte aguacero: “Pasamos hasta 15 días sin recibir agua. Nadie nos explica por qué”. No es un malestar exclusivo de la Pastora. El racionamiento abarca muchos niveles en Zulia, como ocurre en casi todo el país. En el Estado petrolero no solo se reduce el suministro de electricidad, sino también del agua potable.

 

15 días sin recibir agua

 

Los saqueos, el rostro vandálico del hambre, ocurren en los caseríos, urbanizaciones y carreteras de Zulia desde 2015. Los peores han sucedido hace una semana, cuando hubo protestas por los cortes de luz de cuatro horas impuestos por el Gobierno en casi todo el país y por la escasez de alimentos. Más de 73 comercios fueron saqueados en dos días de disturbios.

 

No es una práctica sorprendente en el empobrecido sector Poste Negro del barrio San José de Maracaibo. Allí, donde predominan viviendas construidas con tablillas y latón, han entrampado a los camiones de alimentos para desvalijarlos. Lo mismo ha ocurrido en otros caseríos de Maracaibo desde 2015. Por eso, algunos conductores de camiones intentan evitar circular en algunas zonas. “Pocos traen comida a este sitio por miedo”, dice una mujer en Ciudad Lossada. Aunque no hay saqueos desde el pasado miércoles en la ciudad petrolera, el hambre todavía es persistente.

Esta es la Venezuela que han forjado los del partido radical populista-comunista-marxista de PODEMOS.

Españoles que votais con la barriga en vez de con la cabeza, elegid a esta escoria para que gobiernen España, y nos veremos envuelto en tiroteos por las calles, dictadura galopante para mayor beneficio de Podemos, hambre a espuertas, pobreza total, los jubilados sin pensiones etc… eso si con el puño en alto y cantando a los pobre parias de la tierra, que por cierto no son los de PODEMOS.

COMO ACABAR CON LA CORRUPCION EN LOS PARTIDOS POLITICOS-Jorge Pérez Blanca. 21/04/2017

Al Presidente del PP le van a seguir atacando con la CORRUPCION, caballo de batalla e ideario político de los otros partidos que se presentan a las elecciones. No tienen programa, no tienen ideología política, solo van con una IDEA FUERZA: ECHAR A RAJOY Y AL PP DEL GOBIERNO: POR CORRUPTO.

Les presento una idea renovadora y valiente, que en el Ejercito siempre se ha llevado a cabo. Siempre me he hecho RESPONSABLE de los errores y deficiencias operativas de todos mis subordinados ante mis superiores, por eso debía partirme el alma para que en mis unidades, todos fueran ejemplares y honrados. Siendo VIGILANTE en potenciar en ellos los valores morales y espirituales, para que INDIVIDUALMENTE se comportaran como dignos representantes del ejército y de la unidad a la que pertenecían.

En el Ejército es NORMA actuar con RESPONSABILIDAD Y VIGILAR LA CORRUPCION. En el Ejercito también hay corrupción y los que nos hemos dedicado a perseguirla, hemos sido apartados de: Destinos de unidades, de misiones en el extranjero, de ascenso a General, de persecuciones disciplinarias etc. Por eso también en el ejército aparecen elementos como EL JEMAD DE PODEMOS, antítesis de virtudes militares, que ha llegado hasta el mayor grado en el escalafón del ejército, solo por ser servil al poder político. Pero como ese elemento hay muchos generales más, que por llegar a tal empleo dejaron por el camino, honor, dignidad, compañerismo, y destrucción del ejército.

Aprended de las Reales Ordenanza y en vez de poner El Oficial, pongamos el Politico.

El Político ha de sentirse RESPONSABLE de la formación moral del partido al que pertenece, de su buen funcionamiento, de que su misión principal sea el servicio al pueblo español y la defensa de la Constitución.

El político, que estuviere al mando de un partido, será el RESPONSABLE de su disciplina y buen gobierno. Cuidará de su preparación permanente para mantenerlo en condiciones de poder actuar con plena eficacia. En nada se separará de LA LEY. VIGILARÁ que todos sus subordinados sepan cumplir sus obligaciones, que el servicio se haga con la mayor puntualidad y que tengan buen trato, pronta justicia, ánimo e interior satisfacción.

RESPONSABILIDAD es sinónimo de autoridad y culpabilidad.

El político es  RESPONSABLE  de todos sus actos y de todos los de sus hombres.

Cumple, enseña, ordena, dirige, controla, vigila, corrige, comprueba, en una palabra: ¡¡¡MANDA!!! Esa es tu RESPONSABILIDAD.

La RESPONSABILIDAD por el ejercicio del mando no es renunciable ni compartible. En su desempeño nadie podrá excusarse con la omisión o descuido de sus subordinados en todo lo que pueda y deba VIGILAR POR SI, en inteligencia de que solo él se hará cargo de la decisión que adopte.

La RESPONSABILIDAD es una cualidad propia de los VALIENTES, y los políticos sin son cobardes y no son capaces de asumir todas sus responsabilidades, deberían irse a su casa, a llorar sus vergüenzas.

Mi propuesta es: Que en la campaña electoral deberíais comprometeros a hacer una LEY CONTRA LA CORRUPCIÓN, que rompa con todos los esquemas propagandísticos de vuestros adversarios. Una ley que afectará a todos los partidos. Una ley que va directamente al corazón de la razón de ser de la corrupción: La MALA ELECCIÓN de los políticos en activo, en todas las administraciones, y la FALTA DE VIGILANCIA en la toma de decisiones de los subordinados del JEFE.

Su redacción seria en estos términos:

1º.-Que en el supuesto que un concejal de un ayuntamiento, un alcalde, un presidente de una autonomía, un diputado, un ministro o un presidente de gobierno ( y sus correspondientes femeninos) sea declarado culpable de algún delito relacionado con la corrupción; el responsable de sus nombramientos ( comité ejecutivo, comité electoral, secretario general o el presidente del partido) será declarado culpable del mismo delito, falta administrativa, etc…por dos razones fundamentales: por “CULPA IN VIGILANDO” o “ CULPA IN ELIGENDO”.

Por lo tanto:

                              a.- El responsable de la elección será apartado de su cargo por ley siempre que no se anticipe a denunciar al corrupto ante los tribunales.

                              b.- Asumirán las misma penas que se le impongan a los culpables

2º.-El NEPOTISMO será declarado delito.

EL NEPOTISMO: Trato de favor hacia familiares o amigos, a los que se otorgan puestos de trabajo, cargos o premios por el mero hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos u otras capacidades: EL NEPOTISMO es la forma de corrupción política, más repugnante que existe.

Con esta ley se eliminarán a los que acceden a las administraciones por RECOMENDACIÓN, ENCHUFE, por PARENTESCO, por ser: NOVI@, PAREJA, QUERID@, etc…

Con  esta ley se impedirá que un Concejal de Deportes de un ayuntamiento conceda Contratos Menores  de forma ilegal; que haga facturas falsas sobre artículos veterinarios de una hípica; que se actúe contra las tradiciones impidiendo que los caballos de la hípica actúen en la Cabalgata de los Reyes Magos, copiando sin rubor al ayuntamiento PODEMITA de la Alcaldesa Carmena. O que quiera sacar a Licitación Pública una actividad deportiva, cuando el resto las adjudica por Convenios; esto es actuar con abuso de autoridad, por lo tanto ese concejal comete un delito de PREVARICACION.

El político cuyo propio honor y espíritu no le estimulen a obrar siempre bien, vale muy poco para el servicio al que está llamado a prestar; el llegar tarde a su obligación, aunque sea de minutos; el excusarse con males imaginarios o supuestos a las fatigas que le corresponden; el contentarse regularmente con hacer lo preciso de su deber, sin que su propia voluntad adelante cosa alguna, son pruebas de gran desidia e ineptitud para la carrera política. Esto pasa a menudo, con algún cara dura muy conocido en la Ciudad de Ceuta, que trabaja en el ICD. Es un absentista laboral que no ha pegado un golpe en su vida. Ahora se dedica a juntar letras en la prensa, dando bandazos de un partido político a otro, según le convenga para conseguir una hípica para su hijo.

El PRESTIGIO del mando  es fruto de su entrega, entereza moral, competencia y ejemplaridad, debe mantenerse mediante el constante espíritu de sacrificio, el afán de superación y una actitud digna en todos sus actos.

Podría sugeriros hacer el ESTATUTO DEL POLITICO, para que no se cuelen en la Política, ningún Enfermo de Poder (como: el que padece El síndrome de Hybris, el Mitómano, El narciso político, el que padece el Trastorno Bipolar de Creerse Dios, etc.), ningún Ladrón, ningún Egoísta, ningún Prepotente, ningún Sinvergüenza, ningún Traidor a la Patria.

Esta medida que es la clave para desechar  para siempre la corrupción de la política; os apuesto lo que queráis, que no será recogida por ningún partido, porque no pueden asegurar y poner la mano en el fuego por cualquiera de sus concejales, diputados, etc…, toda vez que en las listas irán los más pelotas, los más golfos, los más amigos, los hijos de los amigos, es decir una banda.

EN LA POLÍTICA SE ESTA PARA SERVIRSE DEL PUEBLO, NO PARA SERVIR AL PUEBLO. SEGÚN DEMUESTRA LA HISTORIA Y LOS DESHONESTOS QUE NOS GOBIERNAN.

ESTA MEDIDA NO VERA LA LUZ NUNCA EN ESPAÑA.

La “memoria democrática” de Andalucía. Por José Utrera Molina 04/05/2016

   Siento verdadero dolor al insistir sobre una cuestión que martillea continuamente mi conciencia y lastima sensiblemente mi corazón. El gobierno  social-comunista de la Junta de Andalucía ha decidido dar un paso más en el proyecto de ingeniería social iniciado por el gobierno Zapatero –y mantenido con enorme irresponsabilidad por el actual gobierno del Partido Popular-, consistente en la manipulación institucional de la historia con fines políticos y su imposición coactiva, prescindiendo del método científico y vulnerando la neutralidad y el espíritu crítico que debe presidir la labor del historiador.
Hago referencia al proyecto de Ley denominado esta vez de “Memoria Democrática” y a la adopción de diversas disposiciones sectoriales que la acompañan, algunas de las cuales alcanzan cotas inimaginables de cinismo y falsedad histórica.
Recientemente, la Consejería de Administración Local de la Junta adoptó un acuerdo declarando treinta y cuatro lugares de “Memoria Histórica de Andalucía”.
Entre ellos se menciona la antigua prisión  provincial de Málaga que, según el citado decreto, «cumplió con los objetivos de reinserción del gobierno republicano» y que, «sobre todo a partir de la ocupación franquista el 8 de febrero de 1937», se convirtió en un centro de terror y sufrimiento.
Ignoro el significado que para la Junta de Andalucía tiene el término «reinserción», pero por mi edad he conocido cientos de familiares de hombres, mujeres y niños “reinsertados *durante  la dominación roja de Málaga. Algo más de 2.600 “reinsertados” durante el  año 1936 que jamás volvieron a ver la luz del día.
No aparece, entre los lugares de memoria señalados, el sitio donde la turba asesinó, arrancó los ojos y mutiló salvajemente al Capitán Agustín Huelin, sometiendo a su cadáver a las más bajas humillaciones.
Tampoco figura el lugar del Camino Nuevo en el que, noche tras noche, se fusilaba a decenas  de malagueños “desafectos al frente popular” y a sacerdotes –algunos aún imberbes- que no tenían más demérito que haber sido fieles a su vocación, y en el que a la luz del día siguiente acudía una macabra romería para escupir y profanar los cuerpos sin vida de unos “fascistas” que ni siquiera sabían que lo eran. No me lo ha contado nadie. Yo lo viví con diez años y aún resuenan en mis oídos las descargas de los fusiles, los tiros de gracia y las risas y aspavientos de una turba enloquecida. Y así podría seguir,  hasta llenar páginas de horror de aquellas fechas que, en mi ingenuidad, creí superadas para siempre.
La Junta de Andalucía –la del 46% del paro juvenil- se apresta también a imponer el estudio del «franquismo» (más bien su visión manipulada del mismo) a los niños andaluces, aleccionándoles con una clara y bastarda  finalidad política. Y en las páginas de ABC, el designado Director General  de la “Memoria democrática”  –eufemismo con el que se trata de encubrir al moderno comisario político- amenazaba abiertamente a la Iglesia Católica con eliminar cualquier vestigio de la contienda de Iglesias y Conventos, olvidando que las principales huellas de la guerra civil yacen silentes en las tumbas de los más de 7.500 religiosos asesinados por los que ahora son  llamados «defensores de la legalidad republicana».
Y me pregunto si alguien en su sensatez podrá parar esta increíble  inmoralidad.
Recuerda Joaquín Leguina en su libro “Zapatero el gran organizador de derrotas”, que he leído con honda admiración, que en la Tribuna de las Cortes, un día de octubre del año 1977, el líder de  Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, hablando en nombre del Partido Comunista, refiriéndose al espíritu de reconciliación que había de presidir  la transición, pronunció las siguientes palabras: “Hoy no queremos recordar el pasado porque hemos enterrado a nuestros muertos y a nuestros rencores”. Me pregunto si esta afirmación tan contundente como aleccionadora encontrará alguna vez eco en el corazón de los desalmados que pretenden volver a recordar una tragedia que para el bien de todos tratábamos de dejar en la tribuna de la historia, para que sólo ella, desde la serenidad que otorgan los años, se encargue de otorgar la razón a quien la tuvo y arrancarla de cuajo a aquellos que la han utilizado a su favor.
Como yo soy testigo de todo aquello, con mis ochenta y siete años puedo  decir bien alto que es mentira que el Alzamiento Nacional fuera una asonada de militares codiciosos y resentidos.
Soy testigo de que fue el pueblo el  que se levantó en armas contra el terror organizado por el Frente Popular dominado por el comunismo estalinista, que amenazaba con destruir el propio ser de nuestra nación. Son palabras de Julián Besteiro, no mías: “La verdad real: estamos derrotados por nuestras propias culpas; estamos derrotados nacionalmente por habernos dejado arrastrar a la línea bolchevique, que es la aberración política más grande que han conocido quizás los siglos… La reacción contra ese error de la República de dejarse arrastrar a la línea bolchevique la representan genuinamente, sean los que fueran sus defectos, los nacionalistas (es decir, el bando llamado “Nacional”, capitaneado por Franco), que se han batido en su gran cruzada  anti-Komitern.”
En mi propia carne, torturando mi sangre, están todavía los sucesos de la  guerra civil, que, rompieron en pedazos la familia de mi madre como la de muchos miles de españoles.
Hora es ya de dejar de remover los muertos y  mirar al futuro. Pero si vamos a tolerar que una de aquellas Españas imponga su verdad después de ochenta años, reclamo el derecho a defender a los miles de hombres y mujeres que levantaron la bandera de la hidalguía y de la libertad de España en la llamada zona nacional, sin condenar y zaherir a los que lucharon por su ideal en la trinchera contraria.
A lo largo de mi vida política, con cerca de 900 intervenciones públicas, jamás utilicé una palabra de reproche a los vencidos. Quise siempre unir en una nueva España a los hijos de los que mataron con los hijos de los que murieron.
Por eso  ahora tengo derecho a denunciar lo que considero un miserable intento de las instituciones de dividir otra vez a los españoles en buenos y malos.
Todo esto lo escribo cuando he llegado al paroxismo de mi indignación.
¿Cómo es posible que pueda permitirse un falseamiento de la historia tan lleno de cinismo y de desvergüenza?. ¿Cómo es posible que me encuentre sólo  en mi denuncia cuando están aún vivas tantas voces que debiendo unirse a la  mía, permanecen cobardemente silenciosas? ¡No lo entiendo!.
La agresividad con que se muestran los llamados apóstoles de la reconciliación, que no son otra cosa que sembradores de la discordia, debe tener un mentís rotundo por parte de todos aquellos que hemos presenciado aquella tragedia y que ahora la tratamos con noble consideración.
Y mis palabras no son el producto de ningún resentimiento, sino el recuerdo de una realidad dolorosamente vivida. ¡Me duele España!.
Los que aprendimos el patriotismo con notas de dolor y con afán de perfección, no podemos permanecer impasibles ante lo que constituye una ignominia que nos lleva irremisiblemente a una sociedad indecente que la gran mayoría de los españoles no nos merecemos.
Tenemos derecho a alzar nuestra voz enronquecida, después de tantas provocaciones y pedirle a Dios que España encuentre alguna vez la paz y el sosiego que necesita para conquistar su futuro.